Saltar al contenido

Entender que es y las causas del calentamiento global sin morir en el intento

Para entender las causas del calentamiento global y realmente que es debemos acudir a la base de todo el problema: el dióxido de carbono.

El dióxido de carbono es incoloro, los humanos lo producimos solo por respiración, pero a través de la combustión, del combustible o la fricción, deja rastros más oscuros. En el pasado la responsabilidad en el cambio climático por parte de los humanos era una teoría, una discusión teórica, ahora los hechos científicos demuestran que no es una teoría: somos los culpables y responsables de lo que está ocurriendo con nuestro planeta.

Más del 97 por ciento de los científicos del clima están de acuerdo en que los cambios en el clima mundial en el último siglo han sido causados por la actividad antropogénica, o sea, de la actividad humana.

La evidencia es abrumadora, y las pruebas del todo contundentes. Desde la revolución industrial, las emisiones globales de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero han sido exorbitantes, lo que ha llevado al fenómeno que, hasta hace relativamente poco tiempo, ha sido conocido por el término “calentamiento global”.

¿Calentamiento global o cambio climático?

Muchas veces nos perdemos en nomenclatura, en como llamamos a las cosas, para dejarlo claro debemos decir que el cambio en la terminología al “cambio climático” se realizó justamente para enfatizar que la contaminación de nuestra atmósfera podría resultar en una variedad de eventos climáticos extremos, no solo en el calentamiento. Por tanto, se quería dar más importancia a los efectos del cambio climático.

Con los aumentos en las temperaturas globales, procesos como la desertificación están transformando las áreas una vez prósperas en ambientes áridos. De igual forma, dado que el aire caliente es capaz de contener cantidades mucho mayores de agua, debido a las tasas de evaporación más altas, las tormentas y otros eventos climáticos extremos se han vuelto más frecuentes e intemperantes.

Pero nos gustaría profundizar más, y detallar que es la exactamente el cambio climático, qué significa y por qué la negación del cambio climático es un desastre para toda la humanidad en su conjunto y no podemos permitirlo.

¿Qué es realmente el cambio climático?

cambio climático

Para definir mejor el cambio climático, debemos ir a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). En esta convención que fue adoptada en Nueva York el 9 de mayo de 1992 y entró en vigor el 21 de marzo de 1994, con la presencia de 165 firmantes y 196 miembros, se definió de forma clara que era el cambio climático, básicamente, se trata de una alteración de la atmósfera global que se atribuye de forma directa o indirecta a la actividad humana.

La actividad humana incluye la contaminación que surge de la actividad industrial, así como otras fuentes que producen gases de efecto invernadero. Estos gases, como el dióxido de carbono, tienen la capacidad de absorber el espectro de luz infrarroja y contribuir al calentamiento de nuestra atmósfera. Una vez producidos, estos gases pueden permanecer atrapados en la atmósfera durante decenas o cientos de años.

¿Que produce el calentamiento global?l

Dióxido de carbono

Producido principalmente a través de la quema de combustibles fósiles (petróleo, gas natural y carbón), desechos sólidos, árboles y productos de madera. La deforestación y la degradación del suelo agregan dióxido de carbono a la atmósfera, mientras que el rebrote del bosque lo saca de la atmósfera. La vida útil del dióxido de carbono en la atmósfera no puede representarse con un solo valor porque el gas no se destruye con el tiempo, sino que se mueve entre las diferentes partes del sistema océano-atmósfera-tierra. Parte del exceso de dióxido de carbono es absorbido por procesos naturales, pero algunos permanecen en la atmósfera durante miles de años, debido al lento proceso por el cual el carbono se transfiere a los sedimentos oceánicos.

Metano

Emitido durante la producción y transporte de petróleo, carbón y gas natural. Las emisiones de metano también resultan de las prácticas ganaderas y agrícolas y de la descomposición anaeróbica de los desechos orgánicos en los rellenos sanitarios municipales. Su tiempo de vida promedio en la atmósfera es de 12.4 años

Óxido Nitroso

Emitido durante actividades agrícolas e industriales, así como durante la combustión de combustibles fósiles y desechos sólidos. Su tiempo de vida en la atmósfera se sitúa en 121 años

Gases Fluorados

Estos son un grupo de gases que contienen flúor, incluidos hidrofluorocarbonos, perfluorocarbonos y hexafluoruro de azufre, entre otros productos químicos. Estos gases se emiten a partir de una variedad de procesos industriales y usos comerciales y domésticos. Todos estos procesos no ocurren de forma natural. Algunas veces se usan como sustitutos de sustancias que agotan la capa de ozono, como los clorofluorocarbonos (CFC).

El efecto invernadero es el ciclo por el cual estos gases quedan atrapados en la atmósfera y calientan el planeta. El término fue acuñado en 1827 por Joseph Fourier, un matemático y físico francés, que imaginó que el proceso de calentamiento de la Tierra actuó de la misma manera que un invernadero atrapa el calor, un proceso de luz visible y radiación invisible, con la atmósfera de la Tierra actuando como la barrera de vidrio.

La radiación visible del Sol que pasa a través de la atmósfera de la Tierra puede ser absorbida por la tierra, el agua y la vegetación, pero parte de esta radiación infrarroja permanece atrapada en la atmósfera. Si bien este es un proceso natural, permanece en un buen equilibrio.

Mientras que el oxígeno y el nitrógeno, componentes clave de nuestra atmósfera, no pueden absorber la radiación infrarroja, el CO2 y otros pueden. Estos gases se alimentan de esta energía térmica y emiten una segunda fuente de radiación para calentarse en la superficie de la Tierra. Esta energía térmica permanece atrapada en la atmósfera y empeora dependiendo de los niveles de gases que pueden absorberla. A medida que crece el volumen de gases de efecto invernadero, pueden absorber más radiación infrarroja, atrapando así más calor en la atmósfera.

calentamiento global

El ciclo del carbono es el intercambio de carbono entre todos los componentes naturales, la atmósfera, los océanos y los ríos, las rocas y los sedimentos, y los seres vivos. Si bien los árboles pueden absorber carbono a través de la fotosíntesis, la deforestación y otros factores han limitado la capacidad de los bosques para regular las emisiones globales de carbono. El ciclo del carbono también se ha visto afectado por el gran volumen de gases de efecto invernadero por la actividad humana. En los últimos 650,000 años ha habido varios ciclos de avance y retroceso glacial natural, con el final de la última glaciación hace aproximadamente 7.000 años, marcando el comienzo del clima actual.

La evidencia geológica sugiere que hemos entrado en un período de calentamiento no natural: durante 400,000 años, los niveles de carbono en la atmósfera nunca habían excedido las 300 partes por millón. En 1950, este nivel fue excedido y ha estado relacionado desde entonces. En 2013, los niveles de CO2 superaron las 400 ppm por primera vez en la historia registrada.

Todas estas evidencias científicas se han relacionado directamente con la actividad antropogénica, con las mayores emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la producción de electricidad y calor (25% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero de 2010), industria (21% de las emisiones gases de efecto invernadero de 2010) y tierras agrícolas uso (24% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero de 2010). A medida que el equilibrio de los gases en la atmósfera cambia de la contaminación humana, los efectos del medio del medio ambiente, las consecuencias del gran alcance en todos los continentes y todas las culturas.

Calentamiento global causas y consecuencias

Una vez que hemos hablado de las causas del calentamiento global toca hablar de las consecuencias del calentamiento global, aunque no sabemos realmente cual será el comportamiento de la humanidad en los próximos decenios, si es cierto que las proyecciones realizadas de los futuros cambios climáticos ya están ocurriendo; estos se llaman “eventos microcósmicos” que son como pistas de efectos futuros y ayudan a los científicos a detectar pautas y hacer predicciones.

El aumento de dióxido de carbono en la atmósfera está siendo absorbido por los océanos, lo que aumenta su acidificación, dañando los arrecifes de coral y la vida marina. Todas aquellas zonas que años atrás recibían cuantiosas nevadas cada año ahora se están retirando a solo los puntos más altos del mundo. Los incidentes de clima extremo están aumentando, desde inundaciones hasta tormentas tropicales. Otros problemas ecológicos son la amenaza de extinción de especies y cambios importantes en el paisaje global. La presión está aumentando en el agua y las fuentes de alimentos, a medida que los ecosistemas cambian y la población mundial continúa aumentando.

Al igual que con la mayoría de los problemas socioeconómicos en el mundo, el calentamiento global es un problema que resultará más dañino para los menos capaces de adaptarse: los pobres, los jóvenes y los ancianos. Pero nadie es inmune al cambio climatológico, lo que lo convierte en un problema verdaderamente global y que por tanto necesita de soluciones globales para conseguir algún tipo de efectos que lo reviertan.

Las consecuencias del calentamiento global no son incidentes aislados. Al considerar el problema del calentamiento global, el mundo debe ser considerado como un sistema ecológico completo, y no como territorios que no tienen relación entre sí. No se debe pensar en términos de divisiones políticas o límites delimitados entre países, ya que el clima de eso no sabe.

El derretimiento del hielo en el Ártico tiene la misma fuente de cambio que el aumento de la aridez en Arizona. Las inundaciones en las Maldivas y los huracanes en el medio oeste de América forman parte del mismo sistema que regula las fluctuaciones de temperatura en el Reino Unido. Si bien episodios como las inundaciones y las sequías pueden parecer ajenos o incluso opuestos entre sí, ambos surgen del mismo problema: aire más cálido.

Con más dióxido de carbono en la atmósfera, el hielo ártico absorbe más radiación y se derrite rápidamente. Lo que una vez fue el lugar más frío del planeta ahora se está cocinando constantemente. Todo esto son las consecuencias del calentamiento global evidentes en el planeta, pero aún desconocemos muchas de ellas.

Solo el tres por ciento del agua de la Tierra es fresca, el 70 por ciento congelada. Con el volumen de agua congelada que se calienta rápidamente, estos flujos desde el Ártico y la Antártida se mueven hacia el océano, elevando los niveles del mar e inundando las áreas costeras. En marzo de 2017, la NASA descubrió un nivel mínimo récord de hielo en el nivel del mar tanto en la Antártida como en el Ártico; un cambio sin precedentes, dado que la Antártida ha mostrado anteriormente una mayor resistencia a los cambios en el nivel del hielo marino.

Tor Eldevik, profesor del Centro Bjerknes para la Investigación del Clima en la Universidad de Bergen en Noruega, cree que el hielo marino podría desaparecer en el Océano Ártico en aproximadamente “40 años”. Esto es incluso con el límite propuesto para las temperaturas globales en dos grados acordados por el Acuerdo de París. Incluso un aumento de dos grados centígrados todavía significaría un riesgo del 39 por ciento de que el hielo desaparecería pronto en el Océano Ártico durante los meses de verano.

Otro de los factores que explican las causas del calentamiento global es la desertificación. La desertificación es una causa fundamental de la hambruna y la inseguridad alimentaria, y un producto directo del calentamiento global. Cuando la tierra se degrada y se seca, se vuelve inhóspita e incapaz de producir buenas cosechas. Esto agrava la pobreza, especialmente en áreas donde la tierra agrícola es la principal fuente de ingresos, junto con otras funciones del sector primario. Con un suministro decreciente pero una demanda creciente de alimentos y recursos, la desertificación socava el crecimiento económico nacional. En 2001, se estimaba que cada año se pierden $ 40 mil millones en ingresos debido a la desertificación en los Estados Unidos, una cifra que continúa creciendo con las temperaturas globales.

calentamiento global causas y consecuencias

En algunos países, la desertificación puede exacerbar las tensiones étnicas y políticas y contribuir al conflicto. Las políticas agrícolas insostenibles en Siria en 2011 significaron que la sequía llevó al colapso de la agricultura en las regiones del noreste. De 2006 a 2010, el Creciente Fértil se enfrentó a la peor sequía registrada. Los teóricos políticos sugieren que este colapso en la agricultura fue uno de los agravios que llevaron al levantamiento de 2011. En el Medio Oriente y los países que dependen de las prácticas agrícolas, el cambio climático induce obstáculos significativos para las personas y las economías.

Los años del Dust Bowl de la década de 1930 en los Estados Unidos son un vistazo a la escasez futura de tierras, alimentos y oportunidades económicas. Las historias populares de agricultores que escuchan el sonido de la tierra que se quiebra mientras se seca pueden parecer mitos poéticos, pero la realidad de la desertificación está enraizada en una verdad incómoda. Hoy en día, las sequías vuelven estéril a California, con millones de árboles convirtiéndose en yesca, listos para incendios forestales, mientras los hogares luchan por la seguridad del agua.

En el Reino Unido, una variedad de eventos climáticos extremos han causado una creciente preocupación sobre cómo abordar el cambio climático. En diciembre de 2015 fue el mes más lluvioso en Gran Bretaña desde que Met Office comenzó a recopilar datos en 1910. En 2003, Gran Bretaña registró su temperatura más alta jamás alcanzada, un asombroso 38.5C, que contribuyó a la muerte de 2.000 personas. Lo que alguna vez se consideró un verano anormalmente caluroso, se está volviendo cada vez más común, lo que ejerce una gran presión sobre los servicios de salud y los proveedores de electricidad. Casi un tercio de la población mundial ahora está expuesta a este tipo de olas de calor. Y con el aumento de las temperaturas viene el aumento de las muertes.

El calor es indiscriminado y afecta a todos, sin importar la edad. Camilo Mora, académico de la Universidad de Hawai, descubrió que el 48% de las personas corren el riesgo de olas de calor extremas para el 2100. “Morir en una ola de calor es como cocinarse lentamente, es pura tortura”, Mora dijo “Los jóvenes y los ancianos corren un riesgo particular, pero descubrimos que este calor puede matar a soldados, atletas, a todos”.

Al mismo tiempo, el aumento del nivel del mar ha aumentado la incidencia de inundaciones, un problema que se agrava por las tierras bajas y las zonas costeras pobladas. Además, una lluvia más intensa también puede contribuir a las inundaciones haciendo que las personas se queden sin hogar o electricidad durante largos períodos de tiempo.

Sin duda, la discusión sobre el calentamiento global causas y consecuencias debe ser prioritario, ya que es gracias a este debate en el que podemos sacar conclusiones a nivel local. Si bien los científicos, como hemos podido ver, ya tienen más que conclusiones sobre el calentamiento global, si que debemos centrar nuestra atención en atacar las causas y mitigar las consecuencias, que de buen seguro pueden ser más severas de lo que parece.

¿Qué se está haciendo contra las causas del calentamiento global?

Los efectos provocados por las causas del calentamiento global han llegado a un punto en que el énfasis ha pasado de la prueba de su existencia a las políticas de mitigación. Ya se ha avanzado hacia políticas más ecológicas en términos de políticas públicas activas. Las acciones contra el cambio climático se han convertido en un punto focal de las generaciones más jóvenes, que por otro lado son las que más afectará en su vida futura los efectos del cambio climático. Por todo el mundo se fomentan iniciativas de reciclaje y las ofertas para avanzar hacia fuentes de energía nuevas y más limpias han ganado impulso en la mente del público.

La discusión entre los valores financieros y ambientales ha sido una preocupación central del debate sobre el cambio climático: cómo mantener economías que, a lo largo del siglo XX, han dependido de los combustibles fósiles y el consumo de energía sin restricciones para su desarrollo. Sin embargo, las investigaciones indican que este tema no tiene por qué ser tan decisorio como podría parecer.

Un estudio realizado por la London School of Economics en mayo de 2016 determinó que las políticas gubernamentales para combatir el cambio climático en el Reino Unido han tenido “poco o ningún impacto negativo en la competitividad empresarial”. No ha habido pérdidas para exportar competitividad en el Reino Unido o entre países europeos con regulaciones energéticas similares. El informe conjeturó que las únicas implicaciones económicas negativas afectan “aproximadamente el dos por ciento de la economía”, en industrias como la minería del carbón y las refinerías de petróleo, pero que estas repercusiones podrían limitarse con “medidas compensatorias”.

En China y la India, el impulso hacia la inversión en energías renovables está creando una oportunidad económica importante. En 2016, la producción de energía solar de China se duplicó. La Administración Nacional de Energía (NEA) informó que, a finales de año, la capacidad solar de China aumentó a 77,42 gigavatios, con un aumento adicional de 34,54 durante todo el año. Del mismo modo, la inversión de India en energía solar está alejando al país de una economía basada en combustibles fósiles.

La inversión económica de China en energía renovable se estima en un total de 2,5 billones de yuanes para 2020, según la NEA. Mientras que la energía solar actualmente solo representa el uno por ciento de la producción total de energía de China, este aumento de la inversión aumentará la producción de energía renovable del 11 al 20 por ciento en 2020. La inversión de China en energías renovables generará aproximadamente 13 millones de empleos nuevos, lo que significa una oportunidad económica en lugar de un problema.

Sin duda, en China el debate sobre el calentamiento global causas y consecuencias ya se ha pasado al nivel de generar alternativas, y eso debe ser el camino y el papel de aquello que realmente vale la pena tener en cuenta cuando hablamos de todo este tipo de cosas relacionadas con el calentamiento global.

El Acuerdo de París

A finales de 2015, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático redactó un acuerdo que intentaba abordar el calentamiento global a escala mundial. Todos los países del mundo se han suscrito al Acuerdo de París, aunque en junio de 2017 Donald Trump anunció su intención de eliminar a los Estados Unidos del acuerdo. Si elige continuar con su plan, la fecha más temprana en que Estados Unidos puede retirarse es noviembre de 2020, solo tres meses antes del final del primer mandato de Trump como presidente. La presencia de Estados Unidos es importante dado que es uno de los países más contaminantes del mundo, y también por su marcado papel de liderazgo mundial e influencia en otros países más pequeños que podrían poner en duda su compromiso con la lucha contra el cambio climático.

causas del cambio climatico

Cada país que permanece inscrito en el Acuerdo de París debe planificar e informar de sus propias contribuciones para reducir el calentamiento global, aunque los países no se verán obligados a establecer objetivos o ser penalizados si no los cumplen. Bajo este esquema, los países establecen los objetivos de emisión de dióxido de carbono como una proporción del total de emisiones globales. Pero un documento publicado en la revista Nature en junio de 2016 argumentó que incluso si se mantienen, esos objetivos no serán suficientes para mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los dos grados.

A la luz del Acuerdo de París, la importancia de las energías renovables y las tecnologías de eliminación de gases de efecto invernadero (GGR) deben ganar más impulso. La inversión en tecnología renovable ya ha avanzado hacia una energía más limpia, pero actualmente las emisiones de carbono de la mayoría de países no cumplen los objetivos establecidos en el Acuerdo de París.